Correo de Lectores

Concordia: una de las jóvenes que denunció a Benedetto pidió "no tener miedo para que esto no siga pasando"

Agustina Centurión, una de las denunciantes en la causa Benedetto, habló y relató su experiencia en detalle. “No debemos tener miedo para que estas cosas no le pasen a una sobrina, a tu hija, a tu hermana o a una tía”, pidió.

En declaraciones radiales, Agustina Centurión relató porque se decidió a contar su experiencia “para buscar prevenir, porque estas cosas pasan y lamentablemente van a seguir pasando”.

“Tras enterarme lo que había pasado el domingo, con la ex pareja de Benedetto, conté mi experiencia personal y no me esperaba tener tantos testimonios, con hechos aberrantes que vienen ocurriendo hace muchos años y no salían a la luz”, señaló la joven víctima.

Su experiencia

Agustina expresó que “fue realmente triste ver que chicas – que no me conocen – hayan confiado en contarme cosas terribles, sacando del baúl de los recuerdos eso que habían pasado”.

Ya hablando de su vivencia, la joven concordiense precisó que el ex director del Parque San Carlos la contactó “por las redes, a través de distintas cuentas y en donde me ofrecía trabajo de promoción, relacionado al turismo”.

“A mí – y a todas – él te pedía un par de fotos de cuerpo completo”, indicó. Destacando que “yo era menor de edad, lo que se considera como un delito conocido como grooming”.

De acuerdo a su testimonio, “hacía eso desde su cuenta personal y también de tres más; algunas con nombres femeninos”. Fundamentalmente “te ofrecía laburo, aprovechándose de su cargo”, explicó.

Agustina mencionó que “él insistía mucho en esa charlas, era como un modus operandi, te decía de hacer encuentros rápido y al menos en mi caso me pedía que nos encontremos en su casa”.

La denunciante puso el énfasis en que en la mayoría de los casos “esta práctica la hacía con menores, chicas vulnerables que no tenían idea, que tomaban ese trabajo por necesidad: jugaba con eso y cada una de sus víctimas parecía que era estudiada previamente”, dijo.

Según reconoció, “leer todos esos testimonios, me partieron el alma; es algo que no lo puedo creer”. A su entender, “el abuso de poder y la estrategia que armaba para tener el control emocional de la víctima, ganar su confianza y tener encuentros con menores de edad es realmente impactante”.

Agustina señaló que ahora se siente contenida, asesorada y muy bien acompañada por el equipo conformado por las abogadas Brenda Vittori y Mariana Kremer Gianini.

“Les digo a todas las chicas que tienen miedo que estamos muy bien acompañadas, muy unidas, todos sus testimonios nos sirven un montón: ya hay cuatro denuncias en la actualidad”, afirmó.

Para la denunciante, el deseo es que toda la investigación “sea un antes y un después”, por lo que espera el apoyo social. “No queremos más de estos abusos, sobre todo siempre contra de las mujeres o las chicas jóvenes”, subrayó.

Es que, aseguró, “la víctima – además de sufrir el pasar por estas situaciones – sufre la culpa y se pregunta si sólo le pasa a ella, por tonta, por no darse cuenta”.

Finalizando, Agustina confirmó que tuvo algún que otro mensaje de amedrentamiento luego de denunciar a Benedetto, pero omitió brindar mayores detalles.

“Fueron mensajes como diciendo “bueno, ya está; listo”, explicó. Negando amenazas calificadas o graves pero sí “dichos negativos como “no, que el poder, no vas a llegar a nada”: es algo que recibimos todas y por eso tenemos que hacernos fuertes, estar unidas y no tener miedo”.

Agustina exhortó “a no tener más miedo: las mujeres tienen que hablar” y agregó: “el miedo no debe ser contarlo, el miedo es encontrarte a personas como él”.

Lectores: 280

Envianos tu comentario